Questo sito usa cookie per fornirti un'esperienza migliore. Proseguendo la navigazione accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra OK

Madrid celebra el mundo de Mario Merz: una instalación del artista se expone en la Embajada

Data:

10/10/2019


Madrid celebra el mundo de Mario Merz: una instalación del artista se expone en la Embajada

En la fecha aniversario de la “Giornata del contemporaneo - Día del arte contemporáneo italiano” y con motivo de la inauguración de la exposición retrospectiva “El tiempo es mudo” que el Museo Reina Sofía de Madrid dedica a Mario Merz (Milán, 1925-2003) en el Palacio de Velázquez-Parque del Retiro, la Embajada de Italia en España acoge una obra del artista italo-suizo amablemente concedida por la Fundación que lleva su nombre. La “botella invertida”, diseñada en los años sesenta, con sus seis metros de altura y propuesta en varias ocasiones por Merz a lo largo de su trayectoria con diferentes materiales y dimensiones, se ha instalado en el jardín de la Embajada e inaugurado el día 10 de octubre, en presencia de Beatrice Merz (hija del artista y presidenta de la Fundación), del director y del presidente del patronato del Reina Sofía Manuel Borja-Villel y Ricardo Martí Fluxá respectivamente, así como del encargado de negocios italiano Roberto Frangione en representación del embajador Stefano Sannino y del agregado cultural suizo Alberto Giovanetti.

"Nos hace especialmente felices acoger este evento que se desarrollará en paralelo a la exposición que el museo español más prestigioso de arte contemporáneo ha decidido dedicar a Mario Merz, referente del arte italiano e internacional después de la Segunda Guerra Mundial y protagonista de los movimientos más importantes -como el Arte Povera - que han recorrido en este ámbito la historia de nuestro país, especialmente a partir de los años sesenta”, explica el embajador Sannino. “Durante seis meses -añade el diplomático- la ‘botella invertida’ pasará a formar parte de nuestra vida cotidiana y de la de todos los madrileños que quieran visitarla, reconociendo en la instalación los rasgos distintivos de la participación de Merz en el movimiento Arte Povera, incluyendo la utilización de elementos de uso cotidiano como una botella, invertida, vacía pero iluminada por un neón desde la que se libera un flujo de luz que es energía vital. Por esta oportunidad agradecemos especialmente a la Fundación Merz y a su presidenta, Beatrice, que creyeron en este proyecto desde el principio”.

Merz, que creció en Turín, se unió al grupo antifascista Giustizia e Libertà durante la Segunda Guerra Mundial y en 1945 fue arrestado y encarcelado mientras repartía folletos. Tras la Liberación de Italia, el artista se dedicó por completo a la pintura y comenzó con un estilo abstracto-expresionista para dejar el paso a un tratamiento informal de la pintura. A mediados de los años sesenta comenzó a abandonar la pintura para experimentar con diferentes materiales como, por ejemplo, tubos de neón con los que perforaba la superficie de los lienzos para simbolizar una infusión de energía, o con el hierro, la cera y la piedra, con los que experimentaba los primeros ensamblajes tridimensionales. El clima del ‘68 y la idea de renovación política y social se reflejaron en sus obras: Merz reproducía con neón, entre otras cosas, los eslóganes de protesta del movimiento estudiantil. En aquellos años comenzó a crear estructuras arquetípicas como los iglús realizadas con los materiales más dispares, que se convirtieron en características de su producción. A partir de 1970 Merz introdujo en sus obras la sucesión de Fibonacci como emblema de la energía presente en la materia y del crecimiento orgánico, colocando las cifras de neón tanto en sus obras como en los espacios expositivos como, por ejemplo, en 1971 a lo largo de la espiral del Museo Guggenheim de Nueva York, en 1984 en la Mole Antonelliana de Turín, en 1990 en la Manica Lunga del Castillo di Rívoli y, entre las instalaciones permanentes, en el techo de la estación subterránea de Vanvitelli en Nápoles, con la espectacular espiral de neón azul.

La “botella invertida” de Merz instalada en la Embajada (Calle Lagasca 98) está abierta al público el en algunos dias establecidos (24 de octubre, 14 de noviembre, 28 de noviembre, 12 de diciembre, 9 de enero, 23 de enero, 13 de febrero, 27 de febrero, 12 de marzo, 26 de marzo) de 14.00 a 15.30, con cita previa hasta completar el aforo. La dirección para inscribirse es madrid.cultura@esteri.it. Es necesario especificar nombre, apellidos, número de documento de identidad, fecha elegida y teléfono de contacto. Para más info contactar con el +34.914233340 (lun-ven 9.30-13.00).


Luogo:

Madrid

904