Questo sito usa cookie per fornirti un'esperienza migliore. Proseguendo la navigazione accetti l'utilizzo dei cookie da parte nostra OK

El saludo de bienvenida del nuevo Embajador, Riccardo Guariglia

Data:

20/05/2020


El saludo de bienvenida del nuevo Embajador, Riccardo Guariglia

En calidad de Embajador de Italia en España, recién llegado a Madrid, deseo dirigir en primer lugar un caluroso saludo a todos los italianos residentes en este maravilloso país y a todos los amigos españoles que aman a Italia, con un agradecimiento especial a todos aquellos que han querido enviarme, a través de las redes sociales, mensajes de bienvenida: los he apreciado muchísimo, de veras; y deseo transmitiros el saludo, que me ha sido encomendado, de parte de los altos cargos institucionales y del Gobierno de nuestro país.

Por ahora lo hago de forma virtual, en este momento tan difícil de nuestra historia común, afectado profundamente por las trágicas consecuencias del coronavirus, que lamentablemente han aunado a nuestros dos países, acarreando tanto sufrimiento y luto en las familias de tantos ciudadanos.

Quisiera poder conocer a cada uno de vosotros personalmente: confío en que las condiciones puedan mejorar pronto de manera que nos lo permitan hacer. Estoy seguro de que mucho tendré que aprender de vosotros, en un contacto y un diálogo que espero pueda ser continuado y constructivo.

Estoy orgulloso de llegar, con mi esposa que estará aquí conmigo en las próximas semanas, a este país que - como acabo de decir - considero maravilloso y con el que estoy seguro podrán mejorar aún más las relaciones bilaterales, precisamente a partir de la triste experiencia que ahora estamos viviendo juntos, más unidos que nunca: tenemos que trabajar en sintonía para la recuperación de nuestras economías y nuestras sociedades, ambas puestas a prueba, animándonos mutuamente. Estoy totalmente seguro de que lo conseguiremos, con resultados que nos proporcionarán muchas satisfacciones.

Es mi deseo trabajar tras la estela del excelente trabajo realizado por mi antecesor, Stefano Sannino, al que mando un saludo afectuoso y un grande in bocca al lupo para el prestigioso cargo que acaba de asumir en Bruselas.

En este sentido, como ya he podido hacer en mis anteriores experiencias diplomáticas en el extranjero, quiero animar a todos los actores del sistema Italia - todas piezas imprescindibles del mosaico itálico en España - a trabajar juntos, precisamente "haciendo sistema": sólo así, en efecto, nuestra presencia podrá adquirir mayor evidencia y, cómo no, eficiencia también; ¡todos nos beneficiaremos! Y cuando hablo de "actores" me refiero a las instituciones italianas, las asociaciones, los representantes, también políticos, de nuestras comunidades, las Cámaras de comercios, todas las empresas y también los muchísimos italianos que desarrollan en España actividades muy diversas, integrados perfectamente en el tejido social local, y todos nuestros connacionales que por diferentes motivos residen en España o pasan en España largas temporadas del año.

Considero que los sectores en los que se tiene que seguir desarrollando nuestra relación deben ser múltiples: de la economía al diseño, de la investigación científica y tecnológica a la cocina, de la cultura - que me interesa de manera especial - a la cooperación interuniversitaria, sólo por mencionar algunos de ellos. Pero bien se podrían citar muchos otros: el abanico de posibilidades y de excelencias que podemos desplegar juntos, de hecho, es muy amplio. Por otra parte, las relaciones entre nuestros dos países tienen arraigo en la historia: tenemos que mirar a nuestro pasado para construir juntos, en la casa común europea, un futuro mejor para los ciudadanos; todo esto creo que se puede y se debe hacer entre Italia y España para hacer crecer aún más a nuestra Europa.

Naturalmente recuerdo que la Embajada, así como la Cancillería Consular de Madrid, el Consulado General en Barcelona, en breve la Agencia Consular en Tenerife y los Consulados Honorarios están a disposición de todos nuestros conciudadanos, bien de los residentes de forma estable en España o de paso, bien de todos los amigos españoles que tienen o quieran tener relaciones con Italia. A estos últimos quiero enviar mis saludos más cariñosos; intentaré aprender español rápidamente, para aprovechar al máximo su espléndido país, que - junto con mi esposa, portadora del mismo entusiasmo - tengo la intención de visitar y conocer a fondo, incluso en sus rincones más escondidos. ¡Después de todo, ya a partir de ahora nos sentimos como en casa!

Los mismos sentimientos y las mismas intenciones - acerca de todo lo que acabo de decir - valen también para el Principado de Andorra, ante el cual tengo el honor de estar también acreditado.

Me he encontrado con una Embajada perfectamente operativa, también en este periodo tan difícil y sé que podré contar con un personal de altísimo nivel y profunda dedicación, con el que deseo trabajar con espíritu de equipo. ¡Pero también cuento con el apoyo de todos vosotros! ¡Y vosotros podéis contar con el mío! ¡Gracias de corazón desde ya!


Luogo:

Madrid

Autore:

Riccardo Guariglia, Embajador de Italia ante el Reino de España y el Principado de Andorra

948